25 de febrero de 2011

El huerto



Esta es la valla que separa el huerto de los corzos. No es que no puedan saltar sobradamente por encima, pero por algún motivo el simple hecho de ver la valla les hace rodearlo. Misterios de la naturaleza. En fin, un día de estos me animaré y entraré a lo que queda del huerto porque este invierno ha sido imposible dedicarle tiempo y no me atrevo ni a pisarlo.