16 de julio de 2011

Una mascota diferente

Sí, ya sé que aunque lo normal es tener perros y gatos, no es tan raro hoy en día tener un hurón. Un hurón albino ya es más raro, pero en el caso de nuestra cabaña, es la primera vez que nos traen algo diferente a un perro, no han venido ni siquiera gatos, así que estamos deseando presentaros a nuestro primer no-perro.


Parece fiero ¿verdad?. Debía de ser la cámara, porque se empeñaba en poner cara de demonio de Tasmania pero nada más lejos de la realidad. Era como un peluchito, se dejaba acariciar y en cuanto pudo escaparse de estos sobones (mea culpa) se hizo una madriguera entre las toallas del equipaje. 




Pero nuestro hurón no estaba solo, tenía por compañero a un cruce de pastor catalán simpático y juguetón. Fue difícil sacarles fotos pero al final, más o menos y gracias a las correas, conseguimos fotografiarlos. Así que aquí los tenéis. Vale la pena echar horas aspirando pelos de los rincones cuando ves animales tan bien cuidados. Nos encanta que nos visitéis.