7 de febrero de 2012

Por fin llegó el invierno

Pues sí, después de muchas amenazas y un par de intentos fallidos de nieve, por fin llegó el invierno. Frío, lo que se dice frío no es que haga, no sé si el habernos criado en Castilla nos hace poco objetivos en cuanto al concepto del frío pero definitivamente el invierno ha llegado en forma de agua. Hemos tenido sequía literalmente y de repente llevamos dos días mirando al suelo, seguros de que veremos aparecer hongos de un momento a otro, suponiendo que no se los lleve antes el río. Todavía no tengo muy claro que no se desborde.  En cuanto deje de diluviar os hago unas fotos. Parecía que nunca llegaría pero, como todo en esta vida, por fin ha llegado. Para los que os preguntéis ¿quién va a alquilar la cabaña en pleno invierno?, ¿qué hacemos allí aparte de pasar frío?

Unas ideas:

maravillarse con la naturaleza que rodea la zona como no nos hemos maravillado desde que éramos niños


ver correr el agua como si tuviera prisa por alcanzar el mar


ver ese mismo mar, rugiendo agradecido porque por fin han llegado las lluvias y los bañistas lo dejamos descansar en paz


acercarnos a una de las cimas del mundo y disfrutar de ella sin gente



algunos hasta puede que tengáis suerte y disfrutéis de un raro año de nieve



(tranquilos, hay todo terreno disponible por si las moscas)

acurrucarse al lado de la estufa por la noche con el silencio del bosque en vez de o además de una infusión relajante



y disfrutar, disfrutar y disfrutar.

Y si nos acompaña el resto de nuestra familia, mucho mejor. 


Nos vemos en breve.