El alojamiento


Para los que ya nos conocéis veréis que ya no alquilamos la cabaña de madera que solíamos alquilar. Ahora somos nosotros los que volvemos a vivir en ella y en la misma finca que habéis disfrutado hasta ahora os hemos preparado un alojamiento de lo más singular.


Hemos recuperado la vieja caravana de un amigo, la hemos vaciado literalmente y la hemos convertido en un acogedor alojamiento para 2 personas (con posibilidad de niño) con todas las comodidades en un espacio justo pero amplio a la vez. Cualquier idea que tengáis de una caravana de cámping no tiene cabida en este espacio.


Comenzamos:

A la entrada nos encontramos junto a la puerta con el armario ropero y espacio  para colgar los abrigos y dejar los zapatos.

A la izquierda hemos construído un baño, pequeño pero completo, con wc, lavabo y ducha. Estamos tratando con un artesano local para dejaros productos de tocador ecológicos de muestra, ya os contaremos cómo acaba el tema porque la artesana en cuestión acaba de ser mamá y el tema está un poquito parado.







De frente a la entrada está el área de cocina con vitrocerámica, fregadero y nevera. El horno es halógeno (algo que no conocíamos pero que es de lo más práctico para espacios pequeños) y como tanta gente nos lo pide os hemos puesto una cafetera Dolce Gusto. Os dejaremos algún cartucho para pasar el mono y os informaremos dónde podéis comprar más si preferís otra marca. Y tranquilos, que para los puntillosos como yo seguiremos teniendo la cafetera italiana. Además contaréis con tostador, batidora, exprimidor y el menaje necesario como siempre. Pequeña pero funcional.


A la derecha tenéis la mesa de comedor con banquetas que puede quedar plegada a la pared para tener más espacio.

En el extremo de la derecha es donde estará la cama-diván, es decir, sofá durante el día y cama de matrimonio con colchón de 1'40 para la noche.


Dispone de TV y la calefacción es eléctrica de convección de las que imitan el fuego de una chimenea.

Como en el caso de la cabaña que solíamos alquilaros, lo mejor para nosotros está fuera: un amplio porche de madera con mesa y sillas, y barbacoa portátil (pedídnosla si la necesitáis porque la tenemos guardada para ahorrar sitio). Andamos buscando una hamaca que se adapte al espacio pero siento decir que de momento no la hemos encontrado. Ya os avisaremos. Además os hemos construido una parrilla exterior para que podáis hacer fuego de leña y sentaros a disfrutarlo por la noche y una mesa con banco fuera del cercado bajo unos hermosos castaños para pasar los días más calurosos del verano o simplemente para estar, esa antigua actividad tan innata al ser humano y que tenemos tan olvidada.


Y por supuesto un amplio cercado de unos 250 m2 alrededor de la caravana para que vuestros perros (si los tenéis) disfruten del campo sin que tengáis que estar preocupados por ellos.


Los que ya conocéis nuestra finca sabéis que el cercado no estará muy ajardinado, de hecho sólo cuento con poner un arce japonés y un par de macetones, el resto de las plantas que pensamos poner para dar más intimidad a vuestro espacio estarán por fuera del cercado porque ya sabemos que los perros y los jardines tienen un relación más del tipo excavadora.



Esperamos que disfrutéis igual o más que en nuestra antigua cabaña. Nosotros por nuestra parte le hemos puesto el mismo cariño.

Os esperamos.